Lo que la lactancia me enseñó

Se me vienen muchos sentimientos a la mente de tan solo pensar en todo el tiempo que ha pasado y seguimos con la teta. A un mes de los 2 años de mis chicos, siento como si me hubiera ganado el premio mayor; es como haber corrido una maratón, de haber empezado de cero, haberme caído, levantado y haber podido llegar al primer lugar y gritar, LO LOGRÉ!!!!

No importó que no pudiera pegarlos al pecho desde un inicio, sino 3 días después, las malas noches, la cesárea, la presión alta, las perlas lácteas, los miedos, los brotes de crecimiento, las voces de los opinólogos susurrando que debería dar fórmula. Nada pudo con mi deseo de amamantar.

La lactancia no es sino tu fuerza hecha leche, tu amor en líquido puro y bendito!

La lactancia materna, no sólo le ha dado a mis gemelos todo lo que necesitan para crecer y desarrollarse de la mejor manera; sino que nos dio un lazo que es para toda la vida, nos dio una historia que probablemente de ahora en adelante lo escucharán otras generaciones de mi familia, nuestro legado familiar, LA TETA.

No sé quién se ha beneficiado más con la teta, si ellos o yo. Yo como persona, mujer, mamá y  ser humano;  he tenido la lección de vida más grande que pude imaginar y sí con ese par de tetas cero voluptuosas pero inmensamente poderosas he aprendido a nunca más rendirme. A lucharla hasta lograrlo.

A veces me he puesto a pensar que si yo hubiera hecho todo lo que hice por mi lactancia en otros aspectos de mi vida, algunas cosas al final del túnel hubieran salido fenomenal.

La lactancia me dio, fuerza, fe, valentía, paciencia, alegría, llantos y sobre todo perseverancia. Así un día llorara porque era difícil y porque pensaba que no lo lograría al día siguiente estaba ahí riendo y luchando por cada gota de leche, me abrazo y me agradezco el haber vivido tremenda lección; es por eso que desde este pequeño rincón del mundo exhorto a todas las madres a luchar por su lactancia, NO EXISTO NO PUEDO, EXÍSTE LA LUCHA Y LA PERVERANCIA POR DARLE LO MEJOR A ESOS SERES QUE TANTO AMAMOS.

No sé cuántos días, meses o años dure, el tiempo que nosotros 3 nos sintamos a gusto; pese a todos los comentarios que existen al ver niños siendo amamantados. Soy una tetadicta y a donde voy llevo mi historia para empoderar a otras mamás, como me hubiera gustado a mi, escuchar al menos una cuando comencé en este paraíso llamado lactancia.

Les comparto nuestra foto en la Gran Lactada, organizada por la Liga de la Leche en Perú.

11935641_10156033016170790_1657675715_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s